domingo, 3 de mayo de 2015

El sonido de la aguja rayando el vinilo es solo comparable a tus manos por mi cuerpo justo antes de que empiece a sonar nuestra canción favorita.

No cuestiones el privilegio que supone para estas manos la falta de memoria,
Redescubren América cada vez que se aventuran por tu espalda.