sábado, 25 de octubre de 2014

Incompletos #1

Era el rubio de los 21 kilates.
Viajaba ocasionalmente en barquitos de histamina y veronal, pero la fiebre del oro la sufrían siempre los otros.

Parecía mirar con todo el detalle de una laguna italiana mezclada en la paleta de Singer Sargent, y era esa la dosis exacta del narcótico perfecto.

La mancha en la retina fue culpa de una flor de papel plastificado que nunca quise despertar. Y es bien sabido que algunas de las obras más bellas están hechas de recortes superpuestos en Jardín Imaginario.

sábado, 18 de octubre de 2014

Cartografío clavículas y escribo cuentos al oído. Sólo te pido a cambio que me deshagas los inviernos sin que se nos mueran las margaritas.

jueves, 16 de octubre de 2014

Tengo grabado en la memoria
El ardor dorado de esos campos de centeno
Que cierto juego de luz y sombras
Enciende por tu espalda