sábado, 22 de marzo de 2014

23/3/14

Ahoga navegar en barcos de papel de fumar cuando el mar está hecho de farolas encendidas.

Menos mal que siempre nos salvarán los naufragios en labios de café y que la luna en tu mirada brilla más que el faro de Alejandría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario