viernes, 1 de noviembre de 2013

Un beso ardiente, madurado por el recuerdo puede incendiar el alma.

Debe cosecharse antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario