sábado, 8 de diciembre de 2012

Touché

Te has ido sin haber llegado.
Te has ido y me has dejado con todas estas ganas de gritarte silencios al oído, de besarte auroras y madrugadas, de arrancarte el miedo a mordiscos. Ganas de trazar la trayectoria perfecta y demostrarte que no hay viajera más aventurera que esta que te escribe cuando de explorar tu cuerpo se trata.  Yo quería enseñarte que la canción más bonita del mundo está compuesta de colores. Quería pasar el tiempo pintándote sonrisas. Quería medir la felicidad en besos por centímetro cuadrado. 


Te has ido y me has dejado con esta ceguera musical y esta sordera cromática. 
Y ahora yo, famélica de vida ando a tientas por el mundo, que gris y desafinado, quiere quedarse mudo desde que sabe que nunca escuchará el sonido de tu cremallera. 

2 comentarios:

  1. ¡Qué poético aquello de "besarte auroras y madrugadas"! Me ha gustado esta breve pero intensa experiencia que es tu entrada, a mí, que a veces puedo llegar a ser muy sinestésico en el sentir... Un beso y, de paso, gracias por asomarte a mi rincón. :)

    ResponderEliminar